Lorena y Estíbaliz. Una bonita casualidad. Preboda en Salamanca.

Preboda - Comentar -

Lorena y Estibaliz viajaron a Salamanca desde orillas del Mediterráneo el mismo día que quedamos para realizar la preboda. Fue por la mañana cuando dándole vueltas a la sesión que íbamos a realizar por la tarde se me ocurrió preparar unos carteles recordando una campaña publicitaria de DIESEL, así que las llamé proponiéndoles la idea y para concretar qué tipo de lemas querían que pusiese en los carteles. No tuvieron que pensar mucho y desde el primer momento les pareció una idea fantástica.

¿Y qué tiene de bueno realizar prebodas? Desde mi punto de vista son dos factores los que hacen de la preboda algo fantástico. Por un lado el emocional, por el vínculo que se establece entre el fotógrafo y la pareja. Tener tiempo para pasear y charlar sobre cómo se conocieron, sus manías y gustos, observar de qué manera se relacionan en un ambiente distinto al de una celebración tan importante como es una boda es un regalazo para el profesional. Yo suelo aprovechar también para indagar sobre todo aquello que tienen proyectado para el gran día. Por otro lado, la traquilidad que ofrece el tempo de una sesión de preboda no tiene comparación con la sesión de pareja que realizo el día de la boda, donde los tiempos mandan.

Fue una tarde fantástica, y me siento plenamente agradecido por poder haber sido testigo de su complicidad. Os puedo asegurar que estas chicas se quieren mucho. Pero mucho, mucho.

Deja tu comentario
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

7 + 8 =
Últimas entradas
Categorías
Ver anterior